El exceso de información tampoco ayuda

El exceso de información tampoco ayuda

En la newsletter de la semana pasada, te mencionaba del poder de la información para tus resultados y de como era imposible ser consistente sin tenerla. Pero, hay cierto nivel de información que nos permite lograrlo, el exceso de esta no nos ayuda a crecer, es posible que sea todo lo contrario.

En 1974, lindo año, Paul Slovic, un eminente psicólogo, decidió estudiar el efecto que tenía la información en la toma de decisiones.

Este estudio, al igual que aprender a vender y a negociar, es algo que debería enseñarse en todos los colegios y universidades.

Slovic reunió a ocho pronosticadores de carreras de 🐎 caballos profesionales y les dijo: «Quiero ver lo bien que predicen que caballos son los ganadores». 

Aquellos pronosticadores eran profesionales con mucha experiencia que se ganaban la vida con las apuestas.

Slovic les dijo que la prueba consistiría en predecir cuarenta carreras en cuatro rondas consecutivas. En la primera ronda, a cada uno de ellos se le darían los cinco datos que quisieran sobre cada caballo, que variarían de uno a otro. 

Uno de ellos querría saber los años de experiencia que tenía el jinete, y a otro quizá no le importara eso, pero si saber la mayor velocidad que había alcanzado el caballo el año anterior, etc.

Por último, además de pedir a los pronosticadores que predijeran al ganador de cada carrera, les pidió que dijeran cuanto confiaban en su predicción.

Pues bien: como había una media de diez 🐎 caballos en cada carrera, en principio, y a ojo de buen cubero, cada pronosticador acertaría un 10 por ciento de las veces y su nivel de confianza sería del 10 por ciento.

En la primera ronda, ya con cinco datos, los pronosticadores fueron certeros en un 17 por ciento, mejoraron un 70 por ciento sus posibilidades versus cuando no contaban con ningún dato. 

Buenísimo ¿no?.

El super poder de la información.

Y cosa curiosa, su confianza era del 19 por ciento, casi la misma confianza que debían tener. Certeza del 17 por ciento, confianza del 19.

En la segunda ronda, se les dieron 10 datos; en la tercera 20 y en la cuarta y última 40. Mucha más información de los 5 datos con los que comenzaron.

Sorprendentemente, su índice de acierto siguió siendo del 17 por ciento; no lograron ser más certeros con los treinta y cinco datos de más. Pero, por desgracia, su confianza se duplicó: Subió al 34 por ciento. Es decir, la información adicional no los hizo más certeros, pero si mucho más confiados. Eso los habría llevado a aumentar su apuesta y, por tanto, a perder más dinero.

Conclusión: Mide lo que importa.

Te ayudo a través de la «Respaldaduría Gerencial», acá: https://bit.ly/RespaldaduriaGerencial 

De lo contrario, además del costo y la demora en conseguir la información, toda la cantidad de datos adicionales se vuelve lo que los psicólogos llaman el «sesgo de confirmación».

Está en tus manos definir con que te quieres enredar y cuanto valor te aporta el recurso que quieres asignar. 

Un abrazo,

Miguel Andrés Rozo

CEO netING

mrozo@miguelrozo.co

www.neting.co

www.flow.page/mrozo

 

«Me paro al lado de dueños y gerentes de empresas para lograr resultados en ventas y crecimientos sostenibles. Creando aprendizaje en la ejecución, sin esos planes y capacitaciones eternas que nadie ejecuta»

Compartelo

Post Relacionados

Aprendamos de Andrés Reina

Tengo varios casos para contarte, uno x uno para no enredarnos ¿Te parece bien así?  Un caso donde se hacen cargo, de los resultados y

Leer más

Que semana de mierda

Que semana de mierda la que pasó.  Que ganas de salir corriendo y abandonar todo. Se me vinieron todas las contras encima, los pros se

Leer más