Que semana de mierda

Que semana de mierda

Que semana de mierda la que pasó. 

Que ganas de salir corriendo y abandonar todo. Se me vinieron todas las contras encima, los pros se esfumaron. 

¿A qué hora me metí yo en esto?

Me sentí solo, sentí envidia por quienes tienen un socio al lado, así ese socio sea insoportable, mejor estar mal casado que solterón, ¿No? 👬

Encima tuve algo inusual de carga administrativa que es la que menos me gusta, me vi por periodos de tiempo más grandes de lo que hubiera querido, haciendo cosas donde no agregué valor📉

————————————————–Tengo que contratar a alguien.——————————————————–

No, mejor rehago la hoja de vida, llamo amigos head hunters y me voy a trabajar a cualquier lado. 🌍

Ya sé, que dije que solo volvería a trabajar a nivel corporativo si me contratan en Millonarios o en un proyecto que me enamore.

Esta semana no, lo que me ofrezcan, me largo. ¿De dónde? Ni idea pero me voy. 🚀

Por fortuna el deporte me soporta, me costó más pararme de la cama y ponerme los tenis, me obligué a hacerlo, eso fue algo que funcionó🏃‍♂️👟

Y eso que Millonarios ganó y ya estamos en los 8. Sufrimos en el partido con el Junior, pero ganamos. ⚽

Apelando a la conciencia para entender la razón de mi sensación y sin estar muy seguro, creo que tuvo que ver con algunas cosas de las que sufrimos los emprendedores, te las cuento:

  • La soledad a la que estoy acostumbrado, esta semana en particular me sobrepasó.
  • La frustración de los clientes que pueden pero no quieren. Veo a tantos consiguiendo resultados y veo a estos pocos que pueden pero no les da la gana. 

Tengo claro que cuando emprendes, eres el mensajero, el CEO, el que hace el café y todo lo demás, no tengo problema con eso. Pero sí, reflexioné un montón, hay muchas cosas de las que hago que no debería hacer y en las cuales no soy el más apto.

Me quedó la sensación de que me tocó pedalear a muchos otros para hacer que las cosas pasen. Podría estar esperando que fuera más fácil. 

No tengo idea de qué más pasó. Hice un ritual de cierre y me fui con mi hijo menor a tragarnos una malteada gigante.

Sí, el verbo fue tragar, no tomar. 🥤

Supongo que el aprendizaje del artículo de esta semana es que está bien sentirse malestá bien querer soltar todo.

Mi recomendación es, no olvides tu propósito, mucho menos la razón por la que haces lo que haces. 🌟

Así que si quieres comprar mi lib…. Nahhh, no compres nada, me lo merezco por la semana que tuve.

Un abrazo apretado,

Miguel Rozo 🤗

Para que dejes de hacer propuestas comerciales en las que tus clientes solo ven el precio https://propuestascomercialesganadoras.com

Si necesitas de mi ayuda, te puedes contactar conmigo por acá: https://switchy.miguelrozo.co/whatsapp

Si quieres comprar un libro que está revolucionando el concepto de cómo vender, lo puedes comprar acá: https://switchy.miguelrozo.co/libro

Si te pareció útil la newsletter de hoy, compártela, abajo el link para que otros se suscriban. Es gratis. https://switchy.miguelrozo.co/newsletter

Compartelo

Post Relacionados

Las estupirreglas

Me terminé un libro, al final del correo les cuento cuál, que coincide con un tema relativamente nuevo en esta newsletter, que es contarte que

Leer más

Esquezofrenia

Se armó tráfico en la máquina de hacer barras en el gimnasio. Ahí justo nos encontramos 3 personas; a veces te toca acordar con desconocidos

Leer más