De corporativo a independiente. ¡Qué miedo!

De corporativo a independiente. ¡Qué miedo!

MI MAYOR MIEDO. 

Eso de pasar de ser corporativo a ser independiente ha sido todo un desafío para mí.

Ni siquiera sé si era algo que quería, al menos que fuera consciente de quererlo.

Las dos cosas que generan mayor adicción:

Fueron 21 años trabajando bajo este esquema en grandes empresas donde estaba totalmente acostumbrado al salario mensual y muy metido en mi zona de confort. He leído que las dos cosas que generan mayor adicción son la cocaína y el salario mensual.

Y esa adicción todavía me jala de vez en cuando, muchas veces me entra esa necesidad y esa duda de si debo volver a trabajar para una empresa. 

¿Será que rehago mi currículum?

Esta sensación se intensifica aún más cuando me ofrecen trabajo, me cuesta decir que no y a pesar de que lo hago, entro en momentos de crisis donde me cuestionó bastante. 

¿Quién carajos me creo? ¿Tengo 2 hijos que debo mantener? ¿A quién le he ganado?

Por fortuna pasa rápido, pero son crisis que nunca dejan de llegar.

Cuando lo miro bien despacio, hoy en día no trabajo para una empresa, trabajo para muchas y sus objetivos se han vuelto mis objetivos.

Entiendo a las empresas por 2 razones:

Y con todos mis cambios, ahora es cuando a estas empresas más las entiendo, cuando yo les cuestiono sus procesos comerciales. Y las entiendo por dos razones:

La primera es que no es su culpa. Lo que sucede en su gestión de ventas es una consecuencia del sistema educativo que se quedó en un pénsum dónde nos enseñan muchas cosas que nos funcionan, pero nos enseñan muchas cosas que para mí no son más que relleno. Y no nos enseñan cosas tan importantes como vender o negociar.

La segunda razón es que cambiar no es fácil. Pedirle a una empresa que cambie lo que viene haciendo por años, lo he vivido en carne propia, es un proceso con retos grandes. Yo cambié, pero el sacudón es bravo.

Para mí ha sido todo un proceso donde algo que ha estado muy presente es el miedo. 

💀 Mucho miedo.

¿Volvería a trabajar para una empresa?

Sentíamos miedo por esa mujer que nos gustaba, la que no nos movía la aguja no nos generaba ninguna emoción, mucho menos miedo.

¿Aún no te digo cuál fue mi mayor miedo? Ya voy.

En conclusión, ¿volvería a trabajar para una empresa? Sin lugar a dudas, pero tendrían que suceder una de dos cosas.

1)- Debería haber un propósito que conecte conmigo, debe ser un proyecto bonito, al menos que yo lo vea de esa manera.

2)- Que me ofrezcan la presidencia de Millonarios. No te rías, sería una linda locura. 

Ahora sí te cuento mi mayor miedo en este proceso:

No fue la plata, no fue el estatus, no fue el reconocimiento, no fue la incertidumbre, fue romper la estructura de admiración de mi esposa y mis hijos acerca de lo que yo hago. 

Ellos han sido increíbles, sin el apoyo de María José, todo lo que he logrado avanzar no hubiera sido posible, desde el primer día se puso la 10 y me dijo: cuenta conmigo. Pero, tengo claro que uno de los grandes problemas en los matrimonios se da cuando dejas de admirar a la otra persona.

Así que trabajo por 2 cosas: por ayudar a las compañías y sus líderes, y a encontrar caminos para seguir generando admiración en la persona que todas las noches duerme conmigo.

Normaliza tu miedo.

Un abrazo apretado,

Compartelo

Post Relacionados

La incoherencia de los vendedores 

Los vendedores suelen ser incoherentes. ¿Por qué te lo digo? Básicamente porque lo veo a diario, yo suelo preguntarles y sus respuestas me lo confirman. Les pregunto ¿Te gusta

Leer más