Sonríe, te están viendo

Sonríe, te están viendo

Ando arrastrando a mi esposa a conciertos musicales, a buenos conciertos musicales y ella se deja arrastrar. Su cultura musical ha mejorado. 

Pasamos de Chayanne y Luis Miguel de ella, a Kiss, Diamante Eléctrico, Guns and Roses y el último, The Killers, ya míos.

Saliendo de este último, lo primero que dice María José es, ¿viste como lo que conecta es la forma de sonreír del cantante? Es parte del gran concierto que acabábamos de ver.

Ella tiene toda la razón, sonreír potencializa un producto.

La semana anterior al concierto, tuve la oportunidad de dictar 2 conferencias sobre gestión de ventas, en estas, los llevamos por el paso a paso de lo que debemos hacer para que nuestro proceso de vender sea más fácil. 

¿Saben cuál era uno de los pasos? A ver… cuento hasta 3. 

1….. 2……3…..

Claro, sonreír.

Inclusive les puse una tarea. Elijan al azar 10 desconocidos en la calle y sonríanles a ver qué pasa. 

Tú la puedes hacer también.

Allí aparece la ley de la reciprocidad. Seguramente te van a sonreír de vuelta.

Las personas preferimos a quienes nos agradan, a quienes nos caen bien y por ley natural de la vida, la gente que sonríe nos cae muy bien.

Sonrían permanentemente en sus procesos de venta, en sus negociaciones y van a ver los resultados, así no hagan nada más. Van a ver un cambio.

2 cosas que no dependen de mí, que validan lo que les estoy diciendo:

En el muy famoso libro de Dale Carnegie, “Cómo ganar amigos e influenciar en las personas”, hay todo un apartado sobre cómo la sonrisa influye en las personas:

Frase del libro: “Debido a que las acciones hablan más que las palabras, una sonrisa les muestra a otros que son apreciados. Una sonrisa demuestra que estás feliz de verlos y que eres amigable”.

Lo segundo es acerca de estudios fisiológicos donde está comprobado que una forma de ser feliz es sonreír, así no lo sientas, así en un comienzo te salga fingido, no importa, sonríe, a partir de allí el cuerpo se encarga del resto. Te vas a sentir mejor.

Hay un estudio más que interesante, lo leí en el libro “Pensar Rápido, Pensar Despacio” de Daniel Kahneman donde él lo define como un efecto “priming” o de primacía. Nada diferente a que, si pones un lápiz en tu boca con el borrador y la punta, cada uno en dirección a una de tus orejas, va a hacer que te sientas bien.

Este es un libro que les recomiendo: “Pensar Rápido, Pensar Despacio” de Daniel Kahneman. 

Hablando de recomendar, son muchos los que recomiendan no repetir palabras a la hora de escribir, yo no he hecho sino repetir la palabra 😃 sonreír.

No me queda más que decirles, no se olviden sonreír, sonreír y volver a 😃 sonreír.

Ahora. 

¿Sabes que otro libro recomiendo? El mío, su nombre es: «Solucionar más que vender».

¿Por qué? La razón va a que vender no es nada diferente a solucionar, el problema radica en que tratamos de solucionar sin conocer lo que requiere ser solucionado. En él vas a encontrar todos los pasos para que dejes de sufrir mes a mes para llegar al presupuesto.

Para que te llegue información de la fecha de lanzamiento y lo puedas comprar con descuento, regístrate acá, será una ventana de 8 horas solamente, después ya estará en precios normales de mercado. 

Esta ventana y la posibilidad de participar en el lanzamiento con el precio especial, únicamente estará abierta el 31 de Enero, arranca Febrero y ya no estará más.

Si ya habías leído esta newsletter y nunca la habías compartido, hoy es el momento, la causa lo amerita.

Un abrazo,

Miguel Andrés Rozo

CEO netING

mrozo@neting.co

www.miguelrozo.co

Miguel Rozo’s Flowpage (flowcode.com)

 

«Me paro al lado de dueños y gerentes de empresas para lograr resultados en ventas y crecimientos sostenibles. Creando aprendizaje en la ejecución, sin esos planes y capacitaciones eternas que nadie ejecuta»

Compartelo

Post Relacionados

Aprendamos de Andrés Reina

Tengo varios casos para contarte, uno x uno para no enredarnos ¿Te parece bien así?  Un caso donde se hacen cargo, de los resultados y

Leer más

Que semana de mierda

Que semana de mierda la que pasó.  Que ganas de salir corriendo y abandonar todo. Se me vinieron todas las contras encima, los pros se

Leer más